Upssss....

¡Oh Darling!... Wrong door!

Estimada amiga, quizá tu nariz ha asomado por la puerta equivocada y has terminado en una habitación a la que no deberías entrar... ¡No rompas nada!